miércoles, 19 junio 2024
Inicio / Locales / La Cofradía de Ntro Padre Jesús Nazareno solicita al Pleno del Ayuntamiento el nombramiento de Jesús como patrón de Baena

La Cofradía de Ntro Padre Jesús Nazareno solicita al Pleno del Ayuntamiento el nombramiento de Jesús como patrón de Baena

Baena 16 de Julio de 2018

Estimado Sr. Alcalde de Baena, D. Jesús Rojano Aguilera:

Me dirijo a usted como Hermano Mayor de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno para informarle que nuestra Cofradía ha realizado unos trámites con el Obispado de Córdoba con el fin de aclarar si existe algún documento o nombramiento por parte del mismo de Nuestro Padre Jesús Nazareno como Patrón de Baena, obteniendo la contestación de no existir nada al respecto ya que los únicos documentos existentes hacen referencia a San Jorge como Patrón de Baena. Igual ocurre con los archivos locales, tanto histórico como del Ayuntamiento.

De todos es aceptado y así lo transmite el pueblo de Baena, que Nuestro Padre Jesús Nazareno es reconocido como Patrón de nuestro pueblo pero carecemos de aprobación por parte del Ayuntamiento de Baena y del Obispado de Córdoba. En la acepción litúrgica, por patrono se entiende el Santo que por una antigua tradición o por una legítima institución se elige como protector.

Hay una investigación aplicada al estudio de los patrocinios o patronatos, auxiliada en muchos casos por un interesante análisis histórico de las fuentes literarias, habida cuenta  de las diversas circunstancias de toda índole que acompañan siempre al establecimiento de los patronatos locales.

Es curiosa y extensa la exposición que se hace del patronazgo de San Jorge en toda la zona de influencia del remoto y célebre hecho histórico de la detención y prisión del Boabdil. En Baena, su origen procede de los grandes actos que se organizaban en la antigua villa para celebrar la entrada triunfal de los soldados baenenses que habían derrotado a Boabdil en la batalla de Lucena, así nos lo recuerda el historiador local Don Manuel Horcas (“Baena en el siglo XIX: la crisis del antiguo régimen”): “La festividad de San Jorge, con función religiosa, letanías y procesión, puede ser considerada como de origen civil en su principio. Su celebración data de 1483, fecha de la batalla de Lucena y prisión de Boabdil, en la que los baenenses desempeñaron un relevante papel.

El 23 de abril, día de la entrada de los vencedores en la Villa, el triunfo fue acompañado de la natural alegría y festejos, pasando a ser desde entonces la gran fiesta cívica de Baena”.

Igualmente, Ramírez y De las Casas-Deza, en su “Corografía Histórica-Estadística de la provincia y obispado de Cordoba (1840-1842)”, dice: “Por la misma causa y en recuerdo y acción de gracias, haciásele fiesta todos los años en su día con procesión y asistencia del ayuntamiento y el clero, en que se llevaban las banderas tomadas en aquella batalla, que se conservaban en la torre de las Arqueras. Después por haberse consumido estas con el tiempo van en la procesión los estandartes de la cofradía de la villa, cuya memoria pagan los Duques”.

Con respecto a Lucena es muy curiosa la atención que hace D. Fernando Ramírez de Luque, sobre el patronato único de Ntra. Sra. de Araceli, defendido contra, según él, lo que “en pocos días ha tomado en Lucena la fábula, de que es su Patrono San Jorge, desde el tiempo de la conquista según unos, y en sentir de otros desde la prisión del Rey Chico.”

Es cierto que el patrono de Baena es San Jorge y aún más innegable que desde tiempo inmemorial perdió su arraigo e influencia el mencionado patronazgo. Valverde y Perales en “La Historia de la Villa de Baena” relata: “En Baena se celebró por muchos años una procesión el día 23 de abril, festividad de San Jorge, en que se sacaban aquellas insignias en conmemoración del día que entraron en la Villa; pero todo se olvida y la procesión dejó de celebrarse, sin que sepamos por qué causa, desde hace larga fecha.”

El patronazgo de una ciudad no se improvisa y es el pueblo quien elige su protector o intercesor en función no solo de la veneración sino también amparándose en las fuentes de la historia, que como es de sobra conocido, se sustentan principalmente en dos pilares, la transmisión escrita -conservada principalmente en nuestros archivos y bibliotecas- y la transmisión oral.

Son innumerables las reseñas históricas sobre la veneración a la imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno en Baena. Juan Aranda Doncel en “Historia de la Semana Santa de Baena” dice: “El fervor que despierta la imagen de Jesús Nazareno traspasa los límites de la cofradía y se extiende a todas las capas sociales. Las donaciones hechas por los devotos constituyen una prueba elocuente de la importancia del fenómeno. Así en junio de 1681 la viuda de Simón de Comarcada regala un velo de tafetán. En septiembre de 1721 doña Leonor María de Sillo dona a la cofradía siete láminas enmarcadas para que sirvan de ornato en la capilla donde se venera a Jesús Nazareno”

En acta de la Cofradía de fecha 21 de abril de 1878 se hace constar: “… coincidiendo con los deseos de la Hdad. se solicitó el 4 de agosto de 1876, del Diocesano, la gracia de una función solemne con exposición del Santísimo en la iglesia de S Francisco y procesión de la imagen de Jesús el 14 de septiembre. de todos los años…”

En acta de la Cofradía de fecha 8 de septiembre de 1880, en referencia a una túnica nueva para Jesús, consta: “… la Junta Directiva, en unión de la Comisión nombrada para proporcionar y recaudar fondos con que hacer una túnica nueva a Nuestro Padre Jesús Nazareno, procedió a recorrer las calles del pueblo, recogiendo las limosnas que con toda espontaneidad, impulsados por su fervor a dicha imagen, para dicho objeto, les ofrecían los fieles, dando por resultado a juicio de junta y dicha comisión, la suma necesaria para costear la citada túnica …“

En acta de la Cofradía de fecha 15 de abril de1921 consta: “… se concedió a esta Directiva amplio voto de confianza para todo lo referente a la adquisición de una túnica para nuestro Padre Jesús y organización de una suscripción para allegar fondos con tal fin; se acordó: … que todos los donativos se anoten nominalmente en listas selladas con el de la Cofradía y que serán rubricadas al finalizarlas por el postulante y visadas por el señor Hermano Mayor”. En junio del mismo año se informaba de que las previsiones de recaudación en torno a las once o doce mil pesetas permitían hacer el encargo de la túnica. Son numerosas las donaciones particulares en favor de Nuestro Padre Jesús Nazareno a lo largo de la historia, desde medallas, túnicas, cordones, andas, etc., prueba evidente del fervor que despierta en todo el pueblo.

En Pleno Municipal de 27 de julio de 1957 adoptó: “aprobar las Mociones de la Alcaldía relativas a la ofrenda de la Medalla de oro de la Ciudad, en su máxima categoría, e imposición de la misma en la fecha que se estime oportuna, que fue sugerida por la Hermandad de Nazarenos, en cuanto a la citada concesión, expresión de la devoción que todo el vecindario siente a Nuestro Padre Jesús Nazareno; y aportar a la suscripción, al fin indicado, quinientas pesetas…”

En Enero de 1975 la imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno realizó una salida extraordinaria por las calles de nuestro pueblo en rogativa de lluvia, debido a la sequía que estaba afectando a nuestros campos.

El Pleno Municipal de 21 de diciembre de 2010 aprobó el nombramiento de Alcalde Perpetuo a Nuestro Padre Jesús Nazareno, a iniciativa de la Cofradía. En la propuesta se recogían entre sus puntos: “La figura de Jesús es la representación más simbólica y de más hondo fervor de la fe en Cristo del pueblo de Baena, como es constatable por las multitudinarias expresiones que los baenenses hacemos en los actos de carácter público, pero también en el permanente culto que de forma privada se manifiesta en su figura a lo largo de todo el año por parte de numerosísima cantidad de baenenses”.

Sin duda, es el símbolo de cohesión más importante que ha tenido y tendrá la sociedad baenense por encima de ideologías, clases sociales o cualquier otro factor de división o confrontación”. Baena ha venerado desde el siglo XVIII con especial devoción a Nuestro Padre Jesús Nazareno y lo ha reconocido siempre como patrón. Desde 1876 se celebra el Día de Jesús, como fiesta indiscutible, el 14 de septiembre, coincidiendo con la festividad de la Exaltación de la Cruz.

El día 5 de Noviembre de 2017, con motivo del 400 aniversario de la traslación de la Virgen de Guadalupe y en rogativa de lluvia, procesionó la imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno recorriendo las calles del casco antiguo de Baena volviendo a subir al adarve y bendecir al pueblo de Baena y los campos para paliar la sequía. Día histórico para Baena donde se mostró la gran fe y fervor que se profesa hacia Ntro. Padre Jesús Nazareno.

El sentir generalizado de todos los baenenses es el convencimiento de que Nuestro Padre Jesús Nazareno es el Patrón de Baena y muy pocos conciudadanos tienen conocimiento que no lo es de manera oficiosa.

Es por todo ello por lo que me dirijo a usted en nombre de la Cofradía, para que eleve a Pleno, órgano de representación de los ciudadanos de Baena, la solicitud de: “Nombramiento de PATRÓN DE BAENA a Nuestro Padre Jesús Nazareno”. La Cofradía se compromete a realizar la tramitación con el Obispado de Córdoba una vez se produzca el nombramiento.

En espera de que esta iniciativa de la Cofradía sea acogida positivamente, reciba un cordial y afectuoso saludo transmitiéndoselo también a los demás miembros de la Corporación Municipal.

José Ortiz Esquinas

Hermano Mayor

Cofradía de Ntro. Padre Jesús de Nazareno.

Sobre Televisión Baena

Puede que le interese

Abierto el plazo para que las Diputaciones soliciten a la Junta 65,7 millones de euros del PFEA

Las Diputaciones provinciales tienen diez días hábiles desde ayer (18 de junio) para solicitar los ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *