lunes, 24 junio 2024
Inicio / Locales / Rouco Varela inaugura un monolito en honor a la imagen de la Virgen de Guadalupe

Rouco Varela inaugura un monolito en honor a la imagen de la Virgen de Guadalupe

El cardenal Antonio María Rouco Varela ofició ayer una Eucaristía en la iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe de Baena con motivo de la celebración de IV Centenario de la imagen de la Virgen de Guadalupe de su lugar original, al sitio que ocupa hoy en la capilla de este templo y coincidiendo con el VIII Encuentro Nacional de hermandades, asociaciones y parroquias de Santa María de Guadalupe.

Con motivo de esta Santa Misa, Rouco Valera hizo hincapié en la necesidad de no perder la fe y aseguró que “la fe no está en contra de la razón, sino todo lo contrario”. Agradeció a los padres que sean “grandes evangelizadores como lo fue la Virgen de Guadalupe” y significó la bonita casualidad de que la conmemoración de este cuarto centenario y encuentro nacional hayan coincidido con la fiesta de la Santísima Trinidad.

Iglesia Guadalupe Actos IV Centenario traslación Virgen jun2017 (2)

A la finalización de la Eucaristía, el cardenal fue el encargado de inaugurar y bendecir un monolito que se ha ubicado en el Paseo de Guadalupe y que representa a una gran piedra con la imagen de la Virgen, en relación con el hecho acaecido hace 400 años cuando la imagen de la patrona de Baena, pintada sobre una pared, fue trasladada a su ubicación actual.

A lo largo de todo el fin de semana se han organizado numerosos actos, entre los que ha destacado la representación de una obra teatral en la que se cuenta la historia de la traslación y en la que han participado más de media centenar de personas del Grupo de Teatro de la Parroquia de Guadalupe.

Los orígenes de la venerada imagen de la Virgen sentada con el Niño sobre sus rodillas se remontan al año 1490. La pintura mural estuvo situada durante mucho tiempo en un lugar de difícil acceso, ya que la ermita que le daba cobijo pasó a ser el lateral de un templo mayor, pero en 1617 un importante arquitecto que años antes había quedado paralítico prometió a la Virgen que si se curaba pondría todo su afán en recortar el trozo de muro. El milagro sucedió y el maestro de obras sanó. La pared fue tirada salvando la pintura de la Virgen de Guadalupe y pudo trasladarse sin daños al lugar que ocupa hoy.

Sobre Televisión Baena

Puede que le interese

Fin de semana con importantes citas para la cantera del deporte baenense

La formidable cantera del deporte baenense afronta un interesante fin de semana con tres importantes ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *